El ámbar: resina fósil de gran interés científico.


El ámbar, árabe o succino (del latín succinum) es una piedra preciosa hecha de resina vegetal fosilizada proveniente principalmente de restos de coníferas y algunas angiospermas.
Los árboles producen la resina como una protección contra enfermedades e infestaciones de insectos, cuando la corteza de un árbol es herida debido a rotura o a un ataque por escarabajos de madera u otros insectos, bacterias u hongos. Después de exudar al exterior, la resina se endurece por polimerización en el interior de rocas arcillosas o arenosas, algunas veces calizas, que se formaban en zonas deltaicas de ríos, generalmente con mucha materia orgánica asociada, y se han conservado en su interior durante millones de años.

El ámbar es un mineral, ya que es una sustancia inorgánica y su estructura es definida. Su composición varía dependiendo del árbol del que proviene, aunque todos tienen terpenos o compuestos que son comunes en las resinas endurecidas.1

En España está presente desde el Solutrense de la cueva de Altamira.
En muchas ocasiones, la resina, al escurrir sobre la corteza de troncos y ramas, llegó a atrapar burbujas de aire, gotas de agua, partículas de polvo o pequeños seres vivos como plantas (orquídeas, hongos, musgos, líquenes, semillas y un sinfín de flores diminutas), insectos, gusanos y otro tipo de animales que van desde diminutas hormigas, arañas, mosquitos, abejas, termitas, mariposas y libélulas hasta lagartijas, ranas y escorpiones, quedando guardados y preservados como inclusiones fósiles deshidratadas, pero sin el encogimiento que normalmente causan las deshidrataciones, conservándose de tal forma que su estructura celular y hasta fragmentos de su ADN pueden encontrarse en la actualidad.

Estas inclusiones agregan no sólo belleza a una pieza de ámbar, sino una gran cantidad de información de suma importancia para los científicos, pues de esta manera se tiene conocimiento de la vida de hace millones de años, disponiendo, incluso, de especies ya desaparecidas. Existen muestras de ámbar de gran valor desde el punto de vista paleoambiental, lo que permite que científicos reconstruyan un modelo de un ecosistema de milenios pasados desaparecido hace ya mucho tiempo. El tamaño, el tipo de espécimen, su visibilidad, la cantidad y hasta la posición son factores importantes que intervienen en la evaluación de una inclusión
A finales de julio del año 2008, un equipo de investigadores del Instituto Geológico y Minero de España, compuesto por María Najarro de la Parra e Idoia Rosales Franco, descubrieron un yacimiento de ámbar con insectos del Cretácico desconocidos hasta ahora y con un estado de conservación "excelente" en el entorno de la Cueva de El Soplao, cerca de la localidad cántabra de Rábago.

Además de pequeñas avispas, moscas, chinches, arañas, cucarachas y mosquitos chupadores de sangre que se alimentaban picando a los dinosaurios, el ámbar de El Soplao encierra una tela de araña distinta de la que ya se había descrito en un yacimiento de Teruel y que despertó un gran interés entre los científicos. También contiene restos fósiles de coníferas y el fragmento de ámbar azul más antiguo que se ha datado.

El yacimiento, que permitirá profundizar en el conocimiento de los ecosistemas de la era de los dinosaurios "a varias generaciones de paleontólogos", ha aflorado durante las obras de la carretera de acceso a la cueva de El Soplao, de la que dista tres kilómetros, y es el primer logro de los trabajos que se están haciendo en esta zona tras el convenio que firmaron en diciembre de 2007 el Instituto Geológico y la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria.

También aportará información sobre el cambio climático porque hace 110 millones de años -45 millones de años antes de que un meteorito acabase con los dinosaurios-, esta región del planeta tenía un clima subtropical muy caluroso, la atmósfera era mucho más rica en CO2 que la actual y por lo tanto, el efecto invernadero era muy acusado.

El yacimiento de El Soplao está además muy bien datado, algo que no ocurre con otros de la misma era, como los del Líbano, que son diez millones de años más antiguos que éste.

Fotos de coprolitos

 Coprolitos


Coprolitos-informacion-en-heces-fosiles-2.jpg


Coprolitos-informacion-en-heces-fosiles-1.jpg







Hallado el primer fósil de una araña en plena caza

ambar-arana

Conservado en ámbar en el Valle de Hukawng en Myanmar (Birmania), se trata de uno de los fósiles más raros encontrados hasta la fecha, y se estima que tiene entre 97 y 100 millones de años de antigüedad. Congela el momento en que una araña joven ataca a una avispa en su red, y contiene también el cuerpo de una araña macho adulta sostenida sobre la misma telaraña, lo que indica que en aquella época ya existía comportamiento social entre los arácnidos, y no eran solo "caníbales solitarios".

La resina vegetal que forma el ámbar es conocida por su capacidad para fluir sobre los insectos y otras formas de vida y conservarlos a la perfección. La araña encontrada en este fósil, según cuentan sus descubridores en la revista Historical Biology, posiblemente llevaba varias horas esperando con paciencia para llevarse un bocado a la boca, y justo cuando tenía una presa entre las manos quedó envuelta en resina.

Aunque los científicos sospechan que las arañas son invertebrados que existen

Encuentran fósil de 505 millones de años y lo bautizan como Johnny Depp

Se trata del antepasado de una especie de langosta y ha sido bautizado así porque en sus patas delanteras tiene dos pinzas, similares a las del actor en su papel, El Joven Manos de Tijera. 

 
  © Imperial College London

"Kooteninchela deppi", fue encontrado en las costas de Columbia Británica, Canadá y el científico David Legg, del Imperial College de Londres, y descubridor del fósil, dijo: "Cuando vi el par de pinzas de los fósiles de esta especie, no pude evitar  el pensar en el Manos de Tijeras. Incluso el nombre de Kooteninchela es una  referencia a esa película, porque "chela" es la palabra latina para las pinzas o las tijeras", según informa Efe.
Aquellas garras, similares a las Johnny Depp en el film de 1990, por lo visto fueron usadas para cazar o cavar, alrededor del lecho marino donde  vivía. El artrópodo, relacionado con otras criaturas como Escorpiones, cangrejos y langostas, era aproximadamente de cuatro centímetros de largo y tenía los ojos grandes con muchos lentes como las moscas. Es un antepasado de arañas y otros insectos, según consigna Toronto Sun.
"Es verdad que soy fan de Johnny Depp, y qué mejor manera de homenajear a ese hombre que inmortalizarlo en esta criatura que recorría los mares  antaño", agregó Legg. 
El descubrimiento ayudaría a los investigadores a recavar información del período cámbrico, que es del cual surgieron los animales modernos, según informa Tendencias 21.
El descubrimiento fue publicado en Journal of Palaeontology. 

elclickverde - Región de Murcia: un mar de fosiles.

En la Región de Murcia es muy fácil encontrar fósiles. En las faldas de nuestros montes hay cangrejos, ammonites, dientes de tiburón, manatíes, ostras, almejas, corales... La mayoría se trata de seres marinos (aunque también hay sitio para tortugas terrestres, elefantes, jiráfidos y hasta dinosaurios). ¿Por qué?, ¿dónde?, ¿desde qué época? Paco Bernal, presidente de la Asociación Cultural Paleontológica Murciana y exponente del Museo Paleontológico de Los Garres (sito en el CES Severo Ochoa) lo explica en este vídeo.

Esqueleto de Alien descubierto y analizado por ufólogo Steven Greer


Alien Cile 2013

Alien Cile 2013





Un documental promete mostrar una supuesta pequeño "alien" que fue encontrada hace algunos años en el desierto de Atacama en Chile, por pequeño que sea nuestro amigo ET tiene pocas pulgadas (15 cm) de largo desde la cabeza hasta los pies. El documental, llamado Sirius, también describe la facilidad con la tecnología disponible y las formas de energía alternativa, los extranjeros eran capaces de viajar largas distancias cósmicamente improbable entre su mundo y nuestra Tierra.


Ordenador muestra la reconstrucción formar el esqueleto de la criatura. Foto: Juega

En una entrevista por correo electrónico, el equipo de producción de ufólogo afirmó que "muchos científicos de todo el mundo están trabajando con la información que sea pequeño. Los estudios se llevan tiempo, por lo que los informes estén listos, la verdad será revelada ".
Greer llamó expertos en ADN para hacer un análisis más preciso de los extraterrestres.Los estudios iniciales revelaron que la "constatación" de que es una criatura abortada.Ahora los ufólogos desea definir si el feto es un ser humano o alienígena.
En su blog en Internet, Greer escribió que "el conocimiento de los extraterrestres todavía está en manos de las grandes corporaciones y que los seres humanos necesitan una nueva forma de asegurar su desarrollo económico".


Si todo esto fuera cierto, preocupándose por lo tanto ciertamente posible para responder a la vieja pregunta sobre si los humanos estamos solos en el universo o no.
Sirius se esconde detrás científico Steven Greer.
Realizó diferentes caminos para llegar al gobierno de EE.UU. a revelar información sobre la realidad extraterrestre (información que las autoridades siempre pensaron que existesem).Sirius incluye imágenes gráficas de entidad alegó aparentemente humanoide "clasificación desconocido", gracias a la secuenciación del ADN.
Imagen de rayos X (abajo) la pequeña criatura también fue puesto en libertad para revelar su estructura interna.
La película es el último esfuerzo por arrojar luz sobre presunto encubrimiento sobre Greer visitantes de otros planetas y se dirigió hacia la Tierra. En 1993, el científico desarrolló el Proyecto de Divulgación, con el objetivo de obtener una confesión por parte del gobierno acerca de la existencia de los ovnis y extraterrestres, así como los sistemas de información para la energía avanzada y sistemas de propulsión.
Fuentes:

Espectaculares Cocodrilos Prehistóricos

Los restos de cinco antiguas especies de cocodrilo, de distinto tamaño, uno de ellos con los dientes como si fueran los colmillos de un jabalí y otro con un hocico como el pico de un pato, han sido descubiertos en el Sahara por el paleontólogo Paul Sereno y su equipo. Los cinco fósiles de cocodrilo, tres de ellos nuevas especies hasta ahora completamente desconocidas, forman parte de los restos de lo que fue un raro hábitat de cocodrilos situado hace 100 millones de años en una masa de tierra situada al sur y conocida como Gondwana, informa National Geographic, del que Sereno es Explorador Residente.
Con 13 metros de largo y ocho toneladas de peso el Sarcosuchus imperator, popularmente conocido como Super Croc, fue el primer y mayor fósil de cocodrilo descubierto por Sereno en el Sahara, pero no el más extraño. Las nuevas especies, anteriores al SuperCroc, están en su mayoría dotadas de extremidades que les habrían permitido caminar en vertical -erguidas-, como otros mamíferos terrestres, en lugar de la morfología actual de los cocodrilos, con los miembros extendidos a los lados y el abdomen pegado al suelo.


Este profesor de la Universidad de Chicago y su equipo han desenterrado estas extrañas especies de saurios a lo largo de una serie de expediciones que comenzaron en el año 2000. En una época en la que los dinosaurios dominaban la naturaleza, estos cocodrilos habrían encontrado su hábitat en una zona que entonces estaba surcada por ríos y rodeada de una naturaleza exuberante en el área situada hoy entre Nigeria y Marruecos.
“Estas especies abren la puerta a la existencia de una serie de tipos de cocodrilo que no tienen nada que ver con los que conocíamos y que habitaban en territorios situados más al Norte”, ha declarado Paul Sereno. Los cinco tipos hallados por el paleontólogo, así como otras seis variantes cercanas, están descritas con todo detalle en la publicación ZooKeys y lo estarán también en el número que la revista National Geographic publicará en enero en España (a la venta a finales de diciembre). Además, la expedición de Sereno será protagonista de Mundo cocodrilo, un documental especial de National Geographic Channel, que se estrenará en nuestro país el próximo 27 de diciembre a las 21.00 horas.
“Estamos muy sorprendidos de haber hallado tantas especies del mismo período en un mismo sitio”, ha comentado el paleontólogo Hans Larsson, profesor asociado de la Universidad McGill en Montreal y miembro de los equipos que han descubierto los restos del BoarCroc y el PancakeCroc. “Cada uno de los cocodrilos parece haber tenido diferentes dietas y diferentes comportamientos. Es como si hubieran dividido el ecosistema para que cada uno pudiera sacar sus propias ventajas”, continúa.
Sereno y Larsson aventuran que estos antiguos cocodrilos eran pequeños y podían desplazarse erguidos. En el estudio científico realizado, los dos paleontólogos sugieren que el más ágil de toda esta colección de especies podría no solo galopar en tierra, sino que habría desarrollado una cola para poder nadar y desplazarse de manera veloz en el agua, dos modos de locomoción que se revelan como sellos distintivos de la evolución de las especies de los últimos 200 millones de años
“Mi cocodrilo africano parece que habría tenido piernas ágiles y erguidas para desplazarse en tierra y una cola versátil para meterse en el agua”, cuenta Sereno en su artículo de la revista National Geographic. “Sus talentos anfibios del pasado pueden ser la clave para entender como los cocodrilos lograron prosperar y, en última instancia, sobrevivir a la era de los dinosaurios”.
Las especies y sus apodos
BoarCroc (Cocodrilo jabalí): Nueva especie, Kaprosuchus saharicus: fósiles encontrados en Nigeria. Seis metros de largo, capacidad para caminar erguido, carnívoro con hocico desarrollado para embestir y con tres colmillos en forma de puñal perfectos para trocear la carne. El pariente más cercano a esta especie ha sido hallado en Madagascar.
RatCroc (Cocodrilo rata): Nueva especie, Araripesuchus rattoides: fósiles descubiertos en Marruecos. Apenas un metro de largo, capacidad para caminar erguido y alimentándose de larvas. Disponía de un par de dientes hacia fuera en la mandíbula inferior útiles para rastrear en busca de comida. El pariente más cercano a esta nueva especie ha sido localizado en América del Sur.
PancakeCroc (Cocodrilo plano): Nueva especie.
Laganosuchus thaumastos: fósiles encontrados en Nigeria y Marruecos. Seis metros de largo, dieta de pescado, con tres pies y cabeza aplastada, muy plana. Tenía los dientes en forma de pincho dispuestos en maxilares muy finos. Podía quedarse agazapado y quieto durante horas, hasta que abría sus fauces y esperaba a la presa. La especie más similar procede de Egipto, pero el equipo de Sereno también nombra como cercano otra especie descubierta en Marruecos, el Laganosuchus maghrebensis.
DuckCroc (Cocodrilo pato): Nuevos fósiles de una especie ya conocida y bautizada como Anatosuchus minor: fósiles encontrados en Nigeria. Un metro de largo, erguido y con dieta basada en pescado, ranas y larvas. Pico ancho y prominente, con narices de Pinocho y con un área especialmente sensible en la punta del pico, que le permitiría rastrear en la orilla y en aguas poco profundas en busca de presas. El pariente más cercano, localizado en Madagascar.
DogCroc (Cocodrilo perro): Nuevo fósil de la especie conocida como Araripesuchus wegeneri: fósiles encontrados en Nigeria, incluyendo cinco esqueletos, todos pegados unos a otros en un mismo bloque rocoso. Un metro de largo, erguido y comedor de larvas con una delicada nariz hacia fuera, similar a la de un perro. Muy agil en tierra, pero también capaz de nadar. La especie más cercana hallada en Argentina.
Fuente: El País y Nacional Geographic

Nuevo Dinosaurio descubierto

Un equipo de científicos asociados a National Geographic ha anunciado el descubrimiento de un dinosaurio momificado, cuyos restos incluyen huesos, piel y músculos parcialmente intactos. “Es uno de los hallazgos más importantes de los últimos tiempos”, han afirmado hoy los responsables de la institución para referirse a este hadrosaurio, de casi ocho metros y con 67 millones de años a sus espaldas. Se trata del fósil más completo y mejor preservado de la media docena de dinosaurios momificados descubiertos en el último siglo.



Los restos encontrados pertenecen a un ejemplar bautizado como Dakota, debido a que se localizaron en el estado de Dakota del Norte (EE UU) en 2000, si bien no se sometieron a un estudio minucioso hasta más tarde. Los resultados de la investigación permitirán conocer con más certeza cómo era la piel de estos animales y la velocidad a la que se desplazaban. Los expertos comparan al Dakota con una momia, pero sus restos se hallaron fosilizados en piedra, incluidos sus ligamentos, tendones y, posiblemente, hasta sus órganos internos.
Los científicos estiman que este hadrosaurio lograba correr a una velocidad de 45 kilómetros por hora, más rápido que el tiranosario rex, el gran depredador de la época, y que era un 25% más grande de lo que se pensaba. Para el responsable de las excavaciones, Phillip Manning, paleontólogo de la Universidad de Manchester y miembro del Consejo de Expediciones del National Geographic, las pruebas que aporta Dakota son “mucho más completas en comparación con los restos desarticulados sobre los que normalmente debemos basar nuestras conclusiones”.



Estudio de tejidos blandos
Casi todo lo que actualmente se conoce sobre los dinosaurios se debe al estudio de los huesos y los dientes encontrados, que son generalmente los únicos tejidos que logran perdurar hasta su fosilización. Los animales, como regla general, se descomponen rápidamente tras su muerte, pero gracias a la mezcla de agua, arena húmeda y otros sedimentos, la fosilización de este dinosaurio se dio antes de que se descompusiera y permitió hallar partes de tejido mineralizado.
“Estamos estudiando un tejido blando y unas escamas en tres dimensiones; en algunas zonas, como la cola, los brazos y las extremidades, los restos están completos e intactos”, ha explicado Manning, quien ha destacado las rayas multicolores del dinosaurio, que podrían ayudarle a camuflarse.
Para ahondar en el estudio del Dakota, su cuerpo, que se calcula que puede pesar en torno a los 4.500 kilos, ha sido escaneado en unas instalaciones originalmente usadas por la Administración Nacional para la Aeronáutica y el Espacio (NASA), en un proceso que revelará más información sobre la estructura del ejemplar y su locomoción.
Fuente -> El Pais, National Geographic.
Un dinosaurio extraordinariamente bien preservado, de unos 12 metros, con piel, tendón y ligamentos en buena parte del cuerpo, ha permitido avanzar de manera considerable en el conocimiento de cómo eran en realidad y se movían estos animales. Hallado en un yacimiento de fósiles en Dakota del Norte (EE UU), el espécimen, un hadrosaurio -perteneciente al género de los denominados dinosaurios de pico de pato- tiene 67 millones de años y es una de las mejores momias de dinosaurio jamás encontradas.
El término momia de dinosaurio es, por supuesto equívoco, pues se trata de individuos fosilizados, pero se aplica a los contadísimos especímenes, apenas un puñado, que aparecen con importantes restos de partes blandas. Dakota, el imaginativo nombre dado al hadrosaurio, es una de las más completas dinomomias halladas. National Geographic, que ha patrocinado la investigación, dio a conocer ayer el hallazgo y pormenorizado estudio del animal, al que dedica un documental que se emite el domingo (Dino Autopsia, National Geographic Channel, 21 horas).
El hadrosaurio Dakota presenta intacta, aunque mineralizada, una gran parte de la envoltura de piel sobre el cuerpo, los miembros y la cola. Además, la piel no ha colapsado sobre el hueso, sino que conserva el volumen ofreciendo una sorprendente imagen del dinosaurio en tres dimensiones. “Dakota hace que los otros fósiles parezcan animales aplastados en la carretera”, señala muy gráficamente el paleontólogo de la Universidad de Manchester Philip Manning, encargado de la investigación del animal.
El fósil, sometido a complejos análisis, ha permitido calcular con exactitud la masa corporal y el volumen muscular y descubrir que los hadrosaurios, herbívoros del Cretácico, eran notablemente diferentes a como se creía desde hace 150 años. La espalda era un 25% más larga de lo estimado, lo que le permitía alcanzar velocidades de hasta 45 kilómetros por hora. Eso significa que superaban en 16 kilómetros por hora la velocidad punta de su peor depredador contemporáneo, el tiranosaurio (que por lo tanto sólo podría cazarlos por sorpresa o a los individuos viejos o enfermos). “Los hadrosaurios no eran las vacas del Cretácico, como se los ha retratado, sino animales ágiles y capaces de una buena carrera, inclinados hacia delante como velocistas”, indica Manning.
La piel de Dakota muestra evidencias de que los hadrosaurios no eran de un color uniforme, sino que presentaban un diseño de camuflaje a rayas en algunas partes del cuerpo, como en la cola.
El espécimen fue hallado en 1999 en la formación Hell Creek en Marmarth, Dakota del Norte. Lo encontró un afortunado adolescente llamado Tyler Lyson durante una de sus acostumbradas excursiones en busca de fósiles por las tierras de su familia. La importancia del ejemplar quedó clara desde el principio, pues eran evidentes los trozos de piel fosilizada en la superficie del bloque de piedra en que estaba incrustado el dinosaurio. “Es algo muy raro, un hallazgo sensacional, una ventana directa a cómo eran los dinosaurios en realidad”, subraya Manning, para el que la piel de Dakota “es lo más cerca que puedes estar de tocar a un dinosaurio vivo”.
El fósil, en su lecho rocoso de 3,5 toneladas, fue trabajosamente trasladado tras la extracción a un laboratorio y excavado durante meses, milímetro a milímetro. Luego se lo introdujo en un monumental escáner provisto por la empresa Boeing y utilizado para la revisión de motores de avión y de partes de naves espaciales de la NASA. Un descubrimiento que dejó perplejos a los investigadores fue el hallazgo de restos de un cocodrilo en el cuerpo de Dakota: se cree que acudió a aprovecharse del dinosaurio muerto, quedó atrapado de alguna manera y se fosilizó con él. El hadrosaurio se preservó tan bien porque o murió en el agua o fue cubierto muy pronto por ella. En un costado del animal sólo se han conservado los huesos, lo que indica que ahí se produjo descomposición o acaso fue el punto donde atacó un gran depredador, posiblemente un tiranosaurio.
Dakota no es la única momia de dinosaurio pico de pato. En Montana fue hallado en 2000 Leonardo, un joven Brachylophosaurus (hadrosáurido con cresta plana) también maravillosamente conservado -incluso con órganos internos como el estómago-. También eran de dinosaurio pico de pato los viejos especímenes desenterrados en Lance Creek (Wyoming) en 1908 y 1910 por Charles Stenberg y sus tres hijos en plena guerra de huesos entre Osborn y Cope, pero fueron estudiados sin las técnicas adecuadas. Otras momias de dinosaurios son una cría recién salida del huevo del terápodo Scypionix hallada en Italia y el ornitópodo Thescelosaurus, que ¡conservaba el corazón!
Fuente:  http://permian.wordpress.com/2007/12/04/nuevo-dinosaurio-descubierto/

"Starchild Project", ¿Tuvo la Humanidad un Origen Extraterrestre?



La existencia de seres extraterrestres en nuestro planeta podría quedar definitivamente demostrada gracias a dos extraordinarios descubrimientos que acaban de hacerse públicos. Se trata de un cráneo y un esqueleto completo con una muy alta probabilidad de pertenecer a dos seres Extraterrestres.
En la primera, hablare sobre el cráneo encontrado que aparentemente no sería humano y que actualmente esta siendo estudiado. ¿Es un nuevo fraude o la prueba definitiva de que existen otras especies inteligentes que nos visitan?
Hace unos 65 años, en una cueva de un poblado rural ubicado a unos 150 km. al sur del estado de Chihuahua (México), cuando una adolescente entró y encontró en ella dos esqueletos completos, uno muy extraño y de pequeño tamaño y otro de estatura y aspecto normal. La joven guardó los cráneos de ambos durante toda su vida y, tras su muerte, fueron entregados a un matrimonio norteamericano, para finalmente, pasar a manos de los investigadores norteamericanos Lloyd Pye y Mark Bean, quienes con la colaboración de empresas especializadas en genética como Trace Genetics CA USA, Instituto Royal Holloway de Londrés, además, el apoyo de gentista como Dr. Kem Paid junto a varios especialista en quimica, Neurociencia y CraneoFisiología han llegado a determinar que existe una probabilidd cercana al 90 por ciento que el craneo extraño sería de un ser hibrido de madre Humana y el padre de una raza no conocida.
 Imágenes de los Cráneos

Lo cierto es que al ver ambos cráneos arroja resultados muy significativos. Uno es totalmente normal y perteneció a una mujer joven, de entre 20 y 30 años, en cambio, el otro (el cráneo en cuestión) se le atribuyó a un niño de cinco años, muestra una serie de alteraciones que no parecen propias de un ser humano. Su morfología es muy extraña, con abultamiento a cada lado de los ojos y con la parte posterior alargada y aplastada. Además, las cuencas oculares son muy superficiales, por lo que se supone que la criatura carecía de movilidad en los ojos. Por otra parte, el denominado foramen magnum, el agujero que se encuentra en la base del cráneo y que lo une a la columna vertical, se encuentra adelantado, casi en el centro de la base. Asimismo las pruebas de carbono 14 y ADN, realizadas por el Dr. David Sweet de la University of British Columbia de Vancouver (Canadá), dieron como resultado una antigüedad de 900 años.
A su vez el equipo que analizó los cráneos descartó la posibilidad de que todas esas "peculiaridades" sean malformaciones congénitas, lo que deja con la gran posibilidad de que estamos frente a la presencia de una especie alienígena. esta posibilidad cobra mucha fuerza ya que las muestras de DNA realizada al craneo del "niño" no se ha podido encontar ninguna especie viviente conocida que coincida con el ADN del supuesto Padre, es más, están en la espera del definitivo exámen de ADN realizada con la más avanzada tecnología genética que tendrá el resultado final a fines de 2008 o comienzos de 2009.
En cuanto al origen híbrido de este niño, los indígenas que habitan la zona donde se encontraron los cráneos cuentan una antigua leyenda sobre los niños de las estrellas. Según estos relatos, que se remontan como mínimo a dos siglos atrás, unos seres procedentes de las estrellas dejaron embarazadas a varias mujeres que vivían en las aldeas más aisladas de la región. Después de dar a luz a estos niños de las estrellas, los criaban durante varios años, hasta que sus padres regresaban del cielo para llevárselos. ¿Es posible que los restos encontrados correspondieran a una madre que intentó evitar que le arrebatasen a su hijo híbrido?
Estos resultados han abierto el debate sobre si la humanidad fue una creación de una civilización avanzada lo que permitiría explicar el "eslabón perdido" en la teoría de la evolución.
Para más Información:
- http://www.starchildproject.com/
Fuente: http://www.exopoliticsspain.es/articulos/Art-08.htm